Una llama vieja y otros problemas

Los animales, Perú, 2020

En noviembre, iré a Chile. Estará en un avión que llegará en Santiago, con mis maletas y mis preocupaciones. Cruzará la calle y tomar mi prueba PCR a certificar que no tengo COVID. Estaré mi tercera prueba de COVID en un mes. Hoy tampoco tengo COVID: tengo una certificación a decirlo porque necesité otra prueba porque acabo de volver de Italia. Me siento como mi vida está una colección de papeles.

Iré a Chile, y entonces, ahora estoy pensando del estado de mi español, que no he estado estudiando estos meses. Por supuesto, hablo español frecuentemente, y envío mensajes a amigos en español. Aún hablo en español en Italia cuando los italianos no hablaron inglés (mi italiano está muy limitada). Pero, no está igual a mejorando mi español con intención y con libros y escritura.

Por eso, he decidido que necesito escribir por lo menos tres cientos palabras, hoy, esta noche. También, he encontrado mi libro do la gramática de español… es un libro pesado, denso y púrpura, pero un libro muy bueno para entender la diferencia entre español e inglés. En mi esfuerzo a entender el subjuntivo he leído capítulo veinte, y cuando estoy en el momento de leyendo, me siento como estoy aprendiendo… pero cuando cerro el libro, necesito admitir que el subjuntivo queda un misterio. Realmente, tengo mucho para aprender de capítulo uno que está sobre el género de los sustantivos, porque yo sé que hay muchos de estas palabras que no sé.

Por ejemplo, conozco que la palabra ‘alma’ en español significa ‘soul’ en inglés. Y eso he aprendido que lo toma ‘el’ aunque ser femenina. Pero no sabía que normalmente los sustantivos con una terminación ‘ma’ son masculinos.

En la misma página, leo que la llama no solo significa el animal, pero también parte de un fuego. ¡Qué raro! En inglés tenemos un dicho ‘an old flame’ que se usan por una persona con quien ha tenido relaciones románticas en el pasado. ‘Una llama vieja’ no podría igual…

Está entrada de blog está en español…

Valpo, Chile, diciembre 2019

He escrito en este sitio de web por diez años – no cada semana, por supuesto, pero cientos de textos hablando de cualquiera cosa entra mi menta. Comencé cuando estaba estudiando en el U y me sentí aburrida con mi curso y necesité crear algo para enfocarme. Mi padre, quien tiene solo un puñado de palabras en español, ha dicho muchas veces que debo escribir acá en español.

Estoy imaginado él usando un traductor para leer esas líneas porque ahora estoy escribiendo en español y justo como algunos de mis amigos no pueden leer inglés, él no puede leer español.

Nadie en mi familia ha aprendido un idioma segundo, afuera de la escuela, excepto mi abuela. Su idioma segundo es inglés porque su idioma original es galés. Frecuentemente voy a la casa de mis abuelos y mi abuelo, con una cara serio y viejo, me pide cuantos idiomas puedo hablar ahora. Solo dos. Pero digo que también tengo mis manos y una menta creativa y donde falto las palabras correctas, tengo una habilidad a inventar una solución. Practiqué.

Pero usando un traductor no es igual a entender el idioma real. Un idioma no es solo las palabras. Usamos tarjetas de aprendizaje a expandir nuestros vocabularios, pero una palabra no puede ser descrito completamente en una hoja de papel. Una palabra es un símbolo. Es una representación de algo de nuestras vidas, un concepto, un sentimiento, una idea. Pero, por supuesto, tenemos vidas distintas y usamos palabras en formas únicas a compartir nuestras propias perspectivas. Los idiomas viven a través del uso. Hay algo mágico de las partes del idioma que no están estándar.

Como lees este texto probablemente has encontrado muchas faltas, formas de construir las frases que, para ti, pareces raro. Tengo una inclinación a estructurar mis frases como estoy hablando inglés, como te gusta usar una estructura española. Probablemente, mis faltas tienes, pero en la otra dirección. Me tomé mucho tiempo antes dije ‘pensar en’ en lugar de ‘pensar en’ y muchos de mis alumnos dicen ‘think in’ cuando ellos quieren decir ‘think of’. Está como mirar en un espejo, todo es al revés. Puedes ver tu mismo estilo en que te hace sentir incómodo en mi escritura.

En español, una ilusión se mantiene con el dictamen de la academia de español, y muchas veces ustedes hablan y dicen que una forma de español es mala, incorrecta, fea, sin educación… Pero la riqueza de cada idioma es en cómo puede ser adecuado por la vida que representa. Es la variedad. No somos idénticas. No hablamos idénticamente. Aún mi hermana y yo hablamos distintas de cada una.

No hay problema, mientras que escuchamos con cuidado e intentar a entender.